doctor icon

Punción Seca

Técnicas y Terapias de Fisioterapia

Terapia Punción Seca

La Punción Seca es una técnica de fisioterapia que consiste en eliminar o destruir el punto gatillo miofascial (PGM) pinchándolo con una aguja.

El PGM es una banda tensa en el músculo, una especie de “nudo” que provoca un dolor referido, a veces, alejado del propio punto. Por ejemplo, un PGM en el muslo puede dar dolor referido a la rodilla o un PGM en la espalda, dar un dolor referido hacia el pecho.

La técnica consiste en palpar el PGM e introducir la aguja para destruir la placa motora y estimular el huso neuromuscular y producir una relajación muscular refleja. Inmediatamente se solicita a la musculatura un trabajo excéntrico que le permita ajustar e integrar los cambios conseguidos.

El éxito de la técnica no reside sólo en pinchar correctamente el PGM sino en diagnosticar correctamente qué músculo pinchar. No podemos guiarnos para esto por el dolor porque en muchos casos, el dolor no está en el músculo causal, el que provoca la lesión, sino en el reactivo, la víctima que lo sufre. Como ejemplo tenemos el caso de los trapecios: en muchas ocasiones, tenemos un PGM en el trapecio derecho pero es remotamente raro que el trapecio derecho sea causal o primario, normalmente está respondiendo a una tensión del trapecio izquierdo o del dorsal ancho derecho, que es mucho más silencioso.

En este caso sería un error importante pinchar el PGM del trapecio derecho, aunque tengamos contractura y dolor en él, sin antes haber pinchado el trapecio izquierdo o tratado el dorsal ancho; hacerlo nos podría quitar el dolor temporalmente pero las consecuencias a corto, medio plazo sería peores.

Y esto nos lleva a otro aspecto importante en Punción Seca y es que no podemos utilizar esta técnica con todos los músculos.

Debemos someterla a la fisiopatología de cada músculo. Esto quiere decir que hay músculos que cuando se lesionan, tienden a la fibrosis, la retracción, como son el bíceps, pectoral, dorsal ancho,… Y estos músculos no reaccionan bien a la Punción Seca porque tienden a defenderse de la aguja con más fibrosis y retracción. Sin embargo, otros como el sóleo, glúteos o trapecio responden normalmente muy bien porque su fisiopatología es el exceso de tono y con el pinchazo rompemos la orden de contracción constante a la que se encuentran sometidos.

Cabe mencionar también que la Punción Seca es una técnica dolorosa pero muy efectiva para tratar PGM y el dolor miofascial, no obstante, el paciente siempre podrá decidir durante la sesión si quiere continuar o descansar.

Una Visión Integral

DOLOR

Su descripción durante la entrevista con el paciente, nos revela gran parte de la información sobre la lesión

DIAGNÓSTICO

LA CLAVE: es encontrar el por qué de la lesión, la causa. Cuál es la cadena lesional que lo ha provocado.

TRATAMIENTO

Basado siempre en un diagnóstico certero, personalizado e innovador.